LOS DÍAS DE BIRMANIA

Se unió a la Policía Imperial Británica porque no consiguió una beca para ir a la universidad y su familia tampoco podía costearle los estudios. No soportó el colonialismo inglés y pronto dejaría Oriente. Eric Arthur Blair era periodista y escritor.

Decidió trasladarse a Europa para conseguir vivir de las palabras, lo pasó mal. Sin blanca en París y Londres es su segundo libro, y  todo el mundo lo conoce por el seudónimo de George Orwell.

Orwell llegó a Barcelona el 26 de diciembre de 1936 para cubrir la guerra y terminó combatiendo contra los sublevados, se alistó en el POUM y sufrió la furia antitroskista que emanaba de Moscú. Trabajó para la BBC y como el mismo reconoció se vio obligado a hacer propaganda durante la Segunda Guerra de Europa, o Mundial como la suelen denominar los libros de Historia.

Robert Capa, Magnum. Despedida de la Brigadas Internacionales 1938

Robert Capa, Magnum. Despedida de la Brigadas Internacionales 1938

Vivió en una época muy compleja y supo ver más allá de los acontecimientos que sucedían entonces, describió la lógica del sistema político estatal hacia el que hoy en día nos acercamos. 1984 se merece un lugar especial en el universo de los libros. Aunque se tilda de anticomunista, lo cierto es que es un canto amargo a la pérdida de la libertad bajo las fauces del Estado. 1984 narra las consecuencias de un sistema político de opresión y control en el cual la “la guerra es la paz, la libertad es la esclavitud y la ignorancia es la fuerza”. Estas tres sentencias hacen pensar ¿verdad?.

Orwell-Typewriter

Cuando un año termina hay quienes solemos hacer un balance, no se muy bien para que, pero se hace. En esta recolección de información, resaltan ciertas personas que nos influyeron hasta tal punto que algo en nuestro interior se transformó y todos nuestros esquemas se derrumbaron. Si he de nombrar a alguien ahora mismo ese debe ser indudablemente Orwell. Me impresionó su historia, a los periodistas no suelen gustar las biografías de los grandes del oficio, y sus escritos me hicieron ver más clara la realidad que percibo.

Dice un teórico de las relaciones internacionales que “Todo Imperio perecerá”, pero mientras lo hace, tenemos que sufrir sus consecuencias y puede que entretanto se nos vaya la vida. La libertad que nos pertenece, terminará llegando, pero es preciso empezar a pelear por ella.

Con Orwell despido el dos mil catorce. Concluida mi valoración anual, el veredicto es claro: mejorar individualmente para que este sistema disparatado vaya perdiendo poder. Siendo realistas es mi única capacidad de maniobra.

P.D: Gracias a quienes me regalan su tiempo visitando este espacio. El fin último de escribir es que alguien lo lea, y esa es la recompensa más grande. Mis mejores deseos. Hasta pronto.

!Feliz 1984!

Anuncios

YELTSIN Y LA OTAN

La creación de la OTAN fue una consecuencia de la política de contención occidental hacia el comunismo ruso; pero cuando el comunismo ruso dejó el Kremlin, la OTAN continúo y  esta institución se mantiene hasta la actualidad. Las relaciones con la Alianza Atlántica  fueron y son un tema espinoso y complejo para el gobierno de la Federación Rusa.

En los últimos momentos de la URSS, uno de los acontecimientos en el que los dirigentes soviéticos jugaron un papel fundamental fueron las negociaciones de la reunificación alemana. En estas reuniones se abordó un tema transcendental para la Unión Soviética, las autoridades estadounidenses afirmaron que la OTAN no se expandiría hacia el este, aunque este compromiso no se plasmó por escrito, la Federación Rusa comenzó a vislumbrar que la OSCE (agrupaba a 35 participantes) sería la heredera de la OTAN (estaba integrada por 16 miembros) y el Pacto de Varsovia, convirtiéndose en el núcleo institucional encargado de tomar las decisiones de seguridad a nivel regional. En este contexto, Rusia, en calidad de gran potencia tendría capacidad de veto a las decisiones, una situación muy privilegiada que no tendría ni en la OTAN ni en la Comunidad Europea.

Pero las aspiraciones de la Federación Rusa se quedaron en eso, aspiraciones. Para poder seguir operando como actor en la seguridad europea la OTAN desarrolló un nuevo Concepto Estratégico en la Cumbre de  Roma, que tuvo lugar los días 7 y 8 de noviembre de 1991. La Alianza Atlántica asumía nuevas funciones: dialogo y cooperación que se sumaban a la labor tradicional de defensa colectiva. En esta reunión “la agonizante URSS (y dos meses después la nueva Federación Rusa) quedaba de facto excluida del principal ámbito de discusión de la seguridad Euro-atlántica”[1] El nuevo Concepto Estratégico de la OTAN contemplaba además la posibilidad de realizar operaciones fuera del área determinarán inicialmente por el Tratado de Washington (La guerra de los Balcanes)

Los antiguos países del Pacto de Varsovia quedaron integrados en el Consejo de “Cooperación del Atlántico Norte” a este organismo se unieron sobre todo los países de la Comunidad de Estados Independientes (CEI). Esta relación se caracterizó por un limitado diálogo. A pesar de que la ampliación no estaba en los planes de la OTAN cuando se firmó el fin de la Guerra Fría en la cumbre de Malta, el nuevo presidente Clinton, en base a la superioridad unipolar de Estados Unidos tomó unilateralmente la decisión de esta expansión, mediante el programa “Partnership for Peace” aprobado en la Cumbre de Bruselas de 1994.  A partir de esta iniciativa se comenzarían a desarrollar programas de cooperación bilateral con los países de Europa Central y Europa del Este. El principal objetivo era  la colaboración de estos estados en materia de seguridad, y el establecimiento de una colaboración militar. Se abría la puerta a todos los países que pretendían contribuir con la seguridad o ingresar como miembros. Rusia participó, desde el 22 de junio de 1994, y apoyó el programa “Partnership for Peace”.

1993, Visit to NATO by Boris Yeltsin

La imagen de Yeltsin tras la primera guerra de Chechenia quedó muy deteriorada, cuando el gobierno ruso se entera de la expansión no puede hacer nada para pararla, sienten que ese movimiento estratégico es peligroso para la seguridad de Rusia y que Occidente intenta de nuevo aislar a su país.

A pesar de ello la Federación Rusa estuvo dispuesta a continuar colaborando e incluso participó en la contingente IFOR de la OTAN en Bosnia en 1996; la Duma puso la condición de que las tropas rusas no recibirán órdenes de la cadena de mando de la OTAN. El motivo de esta intervención fue evitar el aislamiento al que se vio sometida por la Alianza Atlántica. Rusia firmó en 1997 el “Acta Fundacional sobre las relaciones mutuas, cooperación y seguridad entre la OTAN y la Federación Rusa”, ese mismo año esta Organización invita formalmente Polonia, República Checa y Hungría. Para los rusos la OTAN es una amenaza a su territorio, la crisis de Kosovo parecía corroborar su tesis.

 

[1]RUÍZ GONZÁLEZ, Francisco J.: “Las relaciones OTAN-RUSIA desde la caída del muro de Berlín: La cumbre de Lisboa” en: Instituto Español de Estudios Estratégicos, diciembre de 2010, p. 2

LOS CONFLICTOS DESCONGELADOS

Con la desaparición de la URSS el mundo conoció catorce nuevas repúblicas. Se transformó la geopolítica de la región y en el nuevo “extranjero cercano” de la Federación Rusa despertaron los conflictos que durante la época soviética estaban latentes. Las deportaciones estalinistas y las arbitrarias modificaciones de las fronteras fueron factores fundamentales para el posterior desarrollo de estos conflictos.

Rusia no hay una, Rusias hay muchas, es  una nación de  naciones, su vasto territorio alberga una gran cantidad de etnias y pueblos, algunos de ellos conformes con llamarse rusos pero otros buscan sin cesar su independencia. Varios son los movimientos independentistas que buscan, y a veces reciben, el apoyo de Moscú en sus aspiraciones secesionistas, más allá de sus fronteras.

Los principales conflictos o tensiones tras la desintegración de la URSS:

– Ucrania: Rusia perdió la histórica provincia de la Nueva Rusia que rodeaba la orilla septentrional del Mar Negro, perdió también Crimea, aunque actualmente está controlada por Moscú, pero mantiene dos puertos comerciales en el Mar Negro: Tuapse y Novorossiysk. En la actualidad las relaciones entre Ucrania y Rusia pasan por un momento muy crítico, como es sabido.

– Georgia es un pequeño país de la región del sur del Cáucaso, no tiene grandes recursos pero por su territorio pasa el oleoducto Bakú-Tiblisi-Ceyján y el gaseoducto Bakú-Tiblisi-Erzurum . Tanto la Federación Rusa, como Turquía y Estados Unidos tienen intereses en el sur del Caúcaso, y Georgia es un puto estratégico muy importante para todos ellos. En el país existen varios movimientos secesionistas: Osetia del Sur emprendió una guerra civil para poder para poder unirse a Osetia del Norte que forma parte de la Federación Rusa. En 2004 Georgia bloqueó la República Autónoma de Adjaria (en georgiano:აჭარის ავტონომიური რესპუბლიკა) , otro de sus territorios que busca la autonomía nacional. En 1992 la región de Abjasia (აფხაზეთის ავტონომიური რესპუბლიკა) declaró su independencia con el apoyo de Rusia y se convirtió en la República de Abjasia. Actualmente para garantizar la paz en la zona la ONU mantiene a sus observadores, y Rusia a sus soldados. No hay que olvidar lógicamente la invasión rusa de 2006 tras la revolución rosa.

georgia

-Armenia y Azerbaiyán: La actual República del Nagorno-Karabaj (en armenio:Լեռնային Ղարաբաղի Հանրապետություն) es el punto de conflicto entre ambos estados. Este territorio estaba poblada por armenios de etnia indoeuropea y religión cristiana pero Stalin la integró en la entonces República Soviética Soviética de Azerbaiyán de etnia altaica y religión musulmana.

Con la llegada de la perestroika intentaron integrase en Armenia pero Azerbaiyán rechazó esta decisión y lanzó una ofensiva militar contra los secesionistas, apoyados por Ereván, en 1991; la guerra duró cuatro años, desde entonces los armenios mantuvieron el control del enclave y conquistaron un 20% del territorio azerí. Aunque la postura oficial del Kremlin fue la neutralidad, entregó material militar a ambos bandos. Actualmente Rusia “mantiene en Armenia la 102 base militar, y sus tropas son las que controlan la frontera con Turquía e Irán. En Azerbaiyán, Rusia operaba el radar de Qabala, destinado a detectar el lanzamiento de misiles balísticos desde el Índico, pero lo abandonó en 2013 por desacuerdos con Bakú sobre el precio del alquiler2 Armenia depende totalmente de Rusia en materia de Seguridad y Rusia está obligada a asistir al país en caso de ataque mediante el Tratado de Seguridad Colectiva, en 2013 se integró en la Unión Aduanera de Rusia Bielorrusia, Kazakstán. La resolución del conflicto aún no se ha definido.

nagorno-karabakhoccupationmap

-Asia Central: En esta región Rusia ha planteado la creación de una OPEC centro-asiática en el ámbito del gas natural, la propuesta sólo ha sido aceptada por Kazakstán. Ante el temor de una expansión del militarismo islamista desde Afganistán, esta zona geográfica forma parte del intinerario  del tráfico de armas y también de drogas3 Para la coordinación de intereses en la zona se ha creado en el año 1996 la Organización de Cooperación de Shangai, donde participan los cinco Estados de Asia Central, Rusia y China.

Esta región forma parte del recorrido de lo conductos petrolífero que conectan Mangislak y Tengiz y atraviesan Rusia hasta los países Bálticos, el segundo pasa por Daguestán hasta el puerto de Novorosisk en el Mar Negro. Rusia firmó con Kazakstán Turkmenistán acuerdo para la explotación de petróleo.

Es necesario mencionar, que además de ser la Tercera Roma, el país más extenso de la Tierra es también el que esta establecido en la “región pivote”, que según las teorías de Haldford Mackinder es clave para el dominio de Eurasia, y también de la Isla Mundial, concretamente el Ecúmene o centro de Eurasia, es Kazajstán4. Las tensiones fronterizas provienen sobre todo las reclamaciones de Uzbekistán: en primer lugar reivindica una porción de terreno en la frontera con Kazajstán, a Tayikistán le exige establecer un control en la zona de Ferganá, un valle donde tiene su frontera común junto con Kirguistán, a Turkmenistán también se le exige una parte de Karakalpakia, también autoproclamada república independiente.

-El Caúcaso y Chechenia: Este territorio ha sufrido tres guerras desde la desintegración de URSS. La guerra de Independencia en 1991, la Primera Guerra de Chechenia 1994-1996 donde el ejército ruso aplastó a los secesionistas y en 1999 se volvió a vivir un episodio muy parecido. La religión mayoritaria el musulmana y actualmente numerosos yihadistas chechenos han combatido en la Guerra de Siria así como en el Estado Islámico Durante el período de Stalin la población chechena sufrió las deportaciones a Kazajstán y Siberia.

La comunidad chechena está divida en 131 clanes. Chechenia tiene una gran importancia desde el punto de vista estratégico para Rusia, a través de región pasan numerosos oleoductos y gaseoductos. Además un potencial muy peligroso para la desestabilización de la región. Como ya sucedió en 1999 cuando los separatistas chechenos invadieron Daguestán, otra República de la Federación Rusa, aquí el principal peligro reside en el conflicto entre ávaros, la comunidad mayoritaria, y los darguines. Ingusetia, otro territorio secesionista se separó de Chechenia en 1991. Todos estos conflictos tienen en común que durante la URSS se establecieron arbitrarias divisiones en el territorio, sin tener en cuenta las diferencias etnicas.

-Moldavia: Cuando el Comité Estatal para el Estado de Excepción efectuó el golpe de Estado en Moscú en 1991, en la región de Transnistria secundó la acción y en ese mismo momento declaró su independencia de Moldavia. En 1992 el presidente Voronin se negó a firmar el “plan Kozak” creado para pacificar el conflicto. La región de Transnistria cuenta con el apoyo de Rusia y evidentemente también es un punto fundamental para la seguridad de la Federación Rusa pues el río Dniéster es la frontera que separa dos grandes espación geopolíticos; el espacio eslavo y el espacio europeo, “el control del Dniéster se convirtió en objetivo prioritario de todos los imperios que se sucedieron en el perímetro del istmo ponto-báltico”

REFERENCIAS

1Las distintas etnias establecidas en el Caúcaso no se encuentran en esta “pequeña” clasificación. En el Caúcaso Norte existen siete repúblicas que pertenecen a la Federación Rusa. Son comunidades muy heterogénas y en ellas están presentes los grupos linguísticos caucásicos, turcos e iraníes Tres son las principales familias étnicas del Caúcaso; familia Indoeuropea: armenios, osetios, kurdos, tates y talysh; la familia Altaica (nacionalismo panturco): azeríes, mesjetos, karachis, balkaros kumikos y nogarys; la familia Caúcasica: georgianos, chechenos, ingushes, kabardos, cherkes abjasos, adzaros y los grupos minoritaros de Daguestán: darguinos, lezguinos y avaros o lakis. A excepción de los georgianos el resto de étnias se encuentran muy concentradas geográficamente.Víd: MAREU, Silvia: “Pax Russica: Ambigüedad geopolítica de las tensiones y conflictos en el espacio de la antigua unión soviética” en: Investigaciones Geográficas, nº 55, 2011, pp. 91-111.

2RUÍZ GONZÁLEZ, Francisco J.: “El papel de Rusia en el conflicto de Nagorno-Karabaj” en: Russia Beyond the Headlines 4 de marzo de 2014,disponible en:http://es.rbth.com/blogs/2014/03/20/el_papel_de_rusia_en_el_conflicto_de_nagorno-karabaj_38615.html, fecha de consulta: 18 de junio de 2014.

3MAREU, Silvia: op.cit. p.97

4Según las teorías geopolíticas existen numeroso puntos clave en el planeta: el heartland que para muchos es el territorio que ocupa la actual Ucrania; quien domine ente enclave, siempre según estás teorías, dominará Europa. Spikman establece que el territorio que coincide con la frontera oriental de Rusia es el Rimland, y este lugar se caraterizará por la inestabilidad permanente. Rusia se encuentra también acorralada por la gepolítica pues participa de la mencionada región pivote. Estas teorías se desarrollaron a principios del siglo pasado. Según sus declaraciones públicas, Putín es un gran interesado en la geopolítica, recientemente ha declarado que “la caída de la URSS fue la mayor catastrófe geopolítica del siglo XX”. Sobre este tema se pueden consultar los siguientes escritos; Víd: MACKINDER, Haldford J.: “El pivote geográfico de la historia” en: Geopolítica(s), vol. I, nº 2, 2010, pp. 301-319; KHANNA, Parag: El segundo mundo. Imperios e influencia en el nuevo orden mundial, Paidós, Barcelona, 2008; KAPLAN, Robert: op.cit.